miércoles, 8 de junio de 2011

El legado de mi abuelo


Mi abuelo fue mi primer mentor en materias de auto-cuidado, alimentación saludable, psicología y medicina natural.  
Entiendo que, a partir de los 60 años, decidió hacerse responsable por su salud y convertirse en su propio médico de cabecera. Su meta era llegar a los 100 años en las mejores condiciones posibles, con la mente clara y sin bastón. ¡Y casi lo logró! Vivió bastante bien hasta sus 90 y tantos, siempre independiente, y falleció a sus 97 años, en su casa, mientras dormía.
.   
Mi abuelo aprendió sobre nutrición de forma autodidacta, leyendo mucho y experimentando. Al cabo de algunos años había logrado cambiar sus viejos hábitos de alimentación por una "alimentación científica", como solía decir el, a la que atribuía buena parte de su salud y bienestar. Además, buscó otras alternativas naturales para tratar sus problemas de salud: psoriasis y anemia hemolítica (sus glóbulos rojos eran más pequeños de lo normal). 
El me enseñó con su ejemplo y sus palabras, porque cuando lo acompañaba a comprar sus alimentos o cuando iba a almorzar a su casa, siempre me transmitía sus saberes al respecto: cómo elegir mis alimentos, qué alimentos evitar, o cómo combinarlos, entre otras cosas. Pero lo más valioso que aprendí compartiendo con él es lo siguiente:
- Nunca eres demasiado viejo/a para aprender, para cambiar, para adquirir nuevos hábitos ni para comenzar a cuidar tu salud. 
- Siempre es posible “resetear” el disco duro (por muy duro que sea) de hábitos y creencias que has adoptado y que resultan perjudiciales para tu vida. ¡Lo importante es querer! 
- Puedes vivir bien y largamente, incluso si tienes un problema de salud congénito, si es que aprendes a cuidar adecuadamente de ti mismo/a.
- El alimento es medicina y alimentarte de forma consciente es una de las cosas más importantes que puedes hacer por tu bienestar presente y futuro. 

- Tu salud es tu responsabilidad y te conviene conocer muy bien tu propio cuerpo-mente para así saber cuáles son sus necesidades más vitales y cómo satisfacerlas; también te conviene investigar acerca de tus síntomas o enfermedades más recurrentes y cómo prevenirlas o tratarlas naturalmente. 

- Si deseas un cambio perdurable más vale que te propongas metas pequeñas e ir avanzando hacia tu ideal paso a paso. Por ejemplo, en vez de proponerte eliminar el azúcar de un día para el otro, que tu meta sea reducirla a la mitad, y luego, cuando te hayas acostumbrado, entonces  vuelves a reducir a la mitad, hasta que un día serás capaz de eliminarla por completo.
- Si quieres, es posible llegar a los 90 años con vitalidad, una memoria formidable y sin bastón.
- Los conocimientos se transmiten, fundamentalmente, a través el ejemplo. 

Su legado para mi ha sido invaluable. Todo esto que el me transmitió me dio las bases que me permitieron hacer los cambios que necesitaba para recuperar mi salud y mi bienestar, y  para poder iniciar una nueva vida. Hoy sus enseñanzas viven en mí y me honra poder compartirlas contigo. 

7 comentarios:

  1. Mujer Germinada, fuerza y energia para ti.
    Te mando un abrazo de amor
    Sue

    ResponderEliminar
  2. que grato recuerdo te dejo. y muy bien cuando lo honras.
    "Instruye al niño en su carrera: Aun cuando fuere viejo no se apartará de ella." Proverbios 22:6.

    ResponderEliminar
  3. Hola, me encantó tus remembrazas sobre tu abuelo y el importante legado que se hizo vivo en ti. Te felicito y muchas gracias de corazón a corazón por compartirlo con nosotros.

    ResponderEliminar
  4. Muchas gracias por compartirlo! Por un momento me he sentido nieto. Deberíamos ser nietxas de todxas lxas abuelxs. Un beso desconocida!
    :)

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...